El Profe ROBINSON ARROYO VIDAL, un ejemplo de superación, para el “Educar es sembrar Esperanza”

MONTERIA CORDOBA-. En la capital del Departamento de Córdoba, existen muchos cerebros nacidos en esta tierra, otros han llegado desde la provincia para aportarle con sus conocimientos que Dios le ha dado, no solamente en prepararse en sus estudios universitarios, técnicos, a aportarle al crecimiento del desarrollo, para que tenga un desarrollo digno, en cualquiera de las facetas que les depara la vida.

Hoy nos hemos encontrado con un personaje sencillo, humilde, nacido en el corregimiento antes se le conocía con el nombre de “California” hoy todos lo ubican en la geografía colombiana con el nombre de la última letra del abecedario de “La Yé” convertida en una población a orillas de la carretera Troncal de Occidente que pasa por todo el territorio colombiano, es precisamente La Yé de Sahagún Córdoba, antes de la década del 70 por ahí tenían que llegar o pasar el transporte de las personas que tenían que ir a Montería, como se desviaban hacía la forma de una Y, y los viajeros se daban cita o mejor  comentaban que se veían o se esperaban  justamente ahí donde hace el desvío hacía Montería “Ahi donde hace La Y, y su verdadero nombre que le pusieron sus primeros colonizadores como su fundador Donaldo Jiménez, Justo Calderón, como California, fue cambiando por el transcurrir del tiempo el nombre de este pintoresco pueblito hoy definitivamente se le conoce o se le llama como “La Yé”.

Aquí llegaron familias procedentes de Ciénaga de Oro y Sahagún: Los Alvarez, Jiménez, Pérez, Martínez, Oyola, Otero, Vellojín, Avilés, Arrieta, Arroyo, Argumedo, Arrieta, Jaimes, Aguado, Cardozo, Pinedo, Pachecoentre otros, a Chimá, Polo.

De estas familias han sobre salido muchas personas profesionales, que al terminar su primaria de esa época unos estudiaban el bachillerato en el Andrés Rodríguez de Sahagún, otros se fueron a estudiar a otras partes del Caribe colombiano, luego ingresaron a la Universidad a estudiar sus carreras predilectas, como lo hizo nuestro invitado Robinson Arroyo Vidal, hijo de José Arroyo, pero como su padre no contaba con una solvencia económica, contó con la ayuda de su tío José Joaquín Vidal, quien vivía con Anicia Argumedo, esta pareja estaba cómodos económicamente, tenían una Tienda Almacén llamada “La Mejor Esquina”, en plena esquina de “La Yé, tanto José Joaquín como su compañera Anicia al no tener hijos  terminaron de criarlos a dos sobrinos Maridita y Robinson, éste último se dedicó a estudiar, pues quería ser maestro de escuela, o mejor Profesor de colegios y porqué no de alguna institución más grande, como Universidad, etc.

Termina el bachillerato en ese entonces Colegio Andrés Rodríguez B,  es de la Promoción de 1979. Ingresa a la Universidad de Córdoba, donde termina Licenciatura en Matemáticas. Y sigue estudiando para lograr varias maestrías en Educación Virtual, Ciencia de la Educación Virtual de la BIU Estados Unidos, también posee maestría en Informática y Telemática e la Universidad Andina, Maestría en Docencia de la Universidad del Bosque de Barranquilla, ah, ahí dónde lo ven es Contador Público.

Actualmente es Coordinador de la Institución Educativa “Lorenzo María Llleras” de Montería, es cofundador de la CUN, donde lleva más de 23 años, forjando juventudes.

Tiene cinco hijos, Doilis, Robinson Jr y José Joaquín, a memoria de su tío padre, José Joaquín, luego siguen:Jorge Mario y José Isaac.  Es primo hermano del exconcejal César Vergara Vidal.

Al preguntársele: ¿Por qué le gustó la docencia? respondió: “Me dí cuenta que educar es sembrar huellas de esperanzas”

Dijo que todo se lo debe a DIOS.

Como dice una gran obra musical que le ha dado la vuelta al mundo del autor Luis Felipe Herrám Herrán “El Cabo” Herrán; “Con un guayabo llegué a la Yé”… hoy al escuchar esta canción, le trae muchos recuerdos desde su infancia su pueblo natal le da nostalgia…

Textos: ROBERTO CASTILLA ARROTO

Foto: Revista EXPECTATIVA.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *