Montería dejó de ser la ciudad de…para ser ciudad de parqueaderos

MONTERIA CORDOBA-. Antes o mejor por las décadas del 60, 70 y 80, a esta ciudad se le llamaba como la ciudad de las bicicletas, todos sus habitantes se transportaban de un lugar a otro en su bicicleta, también se le llamaba como la Ciudad de las Golondrinas”, como la “Perla del Sinú” por el bello panorama que contrastaba toda la orilla del Río Sinú, de sus Murallas cuando se navegaba por el Río Sinú, pero a medidas que se ha venido transformando su desarrollo y que ha venido progresando en la modernización, las miles y miles de bicicletas se han venido desapareciendo, quizá por el parque automotor más modernizado, las miles de Golondrinas que invadían por las noche las calles de esta ciudad también están en vía de extinción, hoy son invadidas por miles y miles de Palomas, a las que les falta que alguien se le ocurra de inventar el festival de las palomas de Montería.

Como si fuera poco con la construcción de la Ronda del Sinú, inventaron las Zonas Azules, donde se cobraba  el parqueo de los vehículos en las calles de Montería. este gran negocio de unos cuantos desapareció por las quejas que presentaban los usuarios, pero con la modernización de sus calles en sus pavimentaciones modernas con andenes anchos, han hecho que ningún carro se estacione en cualquier parte del centro de Montería, especificamente en la zona comercial, porque de una llegan los agentes de policía motorizados a hacerles el parte sancionatorio, no sabiendo que los perjudicados son los propietarios de negocios como almacenes de toda índole. estas medidas han hecho que la mayoría de comerciantes se han visto en la banca rota, n la quiebra total, unos cerrando sus negocios, otros convirtiendo sus locales en parqueaderos que para ellos es más rentable que vender sus artículos como telas etc.

Hoy Montería es invadida por parqueaderos, ya la llaman “Montería la Ciudad de Parqueaderos”· y no demora que alguien crea el “festival de los parqueaderos”

Foto Revista EXPECTATIVA.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *