Estuvimos buscando a un buen funcionario o mejor a un buen empleado y de tantas investigaciones, lo encontramos.

Labora desde hace 23 años en la Contraloría General del Departamento de Córdoba, su nombre corresponde a Rodolfo Martínez Marcelo, oriundo del municipio de San José de Uré, en los límites de Córdoba y Antioquia bien al sur, propiamente en Bocas de Uré, del hogar formado de sus padres: José Joaquín Martínez Rojas y Victoría Marcelo Villorina, ambos fallecidos.

Hermanos vivos: Jairo Manuel, Blanco Marcelo, Aquiles  Martínez Marcelo,  Orlando, Alexander y Josefina, fallecida.

A el, a su señora madre y una hermana les dio Covid-19, su progenitora y la hermana fallecieron, el se salvó de un milagro de Dios. Para que cumpla su misión de velar por sus familiares y seguir sirviéndole a la sociedad. Ya que en Rodolfo Martínez Marcelo, existe un excelente profesional.

Pero antes de entrar en materia en otros principio ético y morales en la vida de este gran personaje, buen hijo, hermano, padre y amigo queremos que nuestros amables lectores de Revista EXPECTATIVA, se enteren de los principios, cualidades y principios  fundamentales que el posee así:

Qué características tiene un buen trabajador?

Está dispuesto a aprender

Alguien que piensa que ya lo sabe todo, tiene una visión muy corta de sus capacidades. Por el contrario, un buen empleado se destaca por estar en constante capacitación y aprendizaje, aprendiendo habilidades que le permitan impulsar los procesos de la empresa.

 

Quizás al pensar en un «buen empleado» se viene a tu mente una persona que trabaja de manera eficiente sus 8 o más horas de trabajo, que es productivo, que se levanta temprano y solo tiene en mente lograr las metas que su empresa le exige. Pero la verdad es que un buen empleado destaca en el mercado laboral por sus principios y valores, además de las competencias que lo hacen idóneo para desenvolverse en el medio y estar constantemente capacitándose para crecer en su área profesional y ser una pieza clave en la empresa.

Dentro de las cualidades que todo buen empleado, tiene podemos destacar las siguientes:

  1. Tiene sentido de pertenencia

Siente que la empresa es parte de sí mismo y está dispuesto a afrontar los retos con pasión, como si fueran sus propios desafíos, no pensando en lograr las metas de otros, sino más bien, se hace parte de ellas. Además, trabaja pensando en los logros colectivos, más que en los individuales. De esta manera es más fácil afrontar aquellos desafíos que exigen una complejidad mayor.

  1. Está dispuesto a aprender

Alguien que piensa que ya lo sabe todo, tiene una visión muy corta de sus capacidades. Por el contrario, un buen empleado se destaca por estar en constante capacitación y aprendizaje, aprendiendo habilidades que le permitan impulsar los procesos de la empresa. Innova, propone y se instruye constantemente, conforme las competencias de su cargo y entorno, para ofrecer siempre el mejor servicio.

  1. Es resiliente

Sabe reponerse ante las dificultades, entiende que no todo es fácil y está dispuesto a trabajar duro para superar cada obstáculo sin martirizarse por lo sucedido. La resiliencia es un cambio de mentalidad que todos y todas pueden desarrollar, no solo para el área laboral, sino que para toda la vida.

  1. Sabe resolver problemas

Ligado con el punto anterior, un buen empleado busca la resolución de problema en vez de quedarse en el problema en sí. Busca soluciones beneficiosas para la empresa, ya sea por sus medios o con ayuda de otros. No espera que le resuelvan sus problemas, toma la iniciativa y es constructivo.

  1. Es eficiente

La eficiencia es la capacidad para lograr un fin empleando los mejores medios que se tenga a disposición. En ese sentido un empleado ejemplar busca optimizar los recursos. No solo cumple con lo que le piden, sino que hace mucho con poco y obtiene buenos resultados.

  1. Tiene inteligencia emocional

Dentro de los distintos tipos de inteligencia, la inteligencia emocional es aquella que nos ayuda a reconocer e identificar las propias emociones y la de los demás. Tener esta característica en el trabajo es importante porque permite conectar con las emociones y generar empatía tanto con los compañeros de trabajo como con los clientes y optimizar la relación con ellos.

  1. Es integrador y participativo

Le gusta trabajar en un ambiente tranquilo y colaborativo, evitando en lo posible los conflictos innecesarios con sus compañeros de trabajo. Busca siempre ser mediador y llegar a acuerdos sensatos cuando se producen problemas. Opta por trabajar en equipo y conservar las buenas relaciones.

  1. Tiene 100% actitud 

Adicionalmente, un buen empleado debe ser proactivo, dinámico e impulsarse constantemente hacia sus metas. Una buena actitud implica otras cualidades, como ser responsable, puntual, servicial, positivo, líder y, sobre todo, apasionado por lo que hace.

Como te puedes dar cuenta, estas características aplican para todas las áreas de la vida, no solo en lo laboral, por lo que si aún no estás involucrado en algún empleo, puedes desde ya cultivar estas características en tu cotidianidad, para que cuando sea el momento de enfrentarte al mundo laboral, éstas sean parte de ti.

Además es una persona sencilla, humilde, quien cree que aún todo no lo sabe espera aprender mucho más en su vida.

Hace 23 años entró a trabajar en la Contraloría Departamental de Córdoba, en calidad de Revisor Fiscal, fue ganándose el aprecio, el cariño de sus jefes de divisiones, de despacho como de los Contralores que han llegado como Contralores elegidos.

Es Contralor Público, especialista en Control Fiscal para Entidades Públicas de la Universidad  Autónoma de  de Bucaramanga, también es especialista en  Gestión Pública Territorial de la ESAP.

Es un funcionario que ha hecho carrera en la Contraloría General de Córdoba, logrando ocupar diferentes cargos como: Técnico Profesional,  Universitarios, Tesorero, Contralor Auxiliar Delegado para Responsabilidad Fiscal, Secretario General, Contralor General del Departamento de Córdoba Encargado, actualmente es el profesional universitario Secretario del Comité Directivo.

Es un funcionario muy comprometido con el, con la entidad, es un estudioso investigador del Control Fiscal colombiano.

Además ha estado en Defensa del Control Fiscal, se le ve preparando ponencias para la NO eliminación de las Contralorías Territoriales del país y los Sindicatos del Control Fiscal.

Ha participado en los concursos de Meritocracia para elegir al Contralor General del Departamento de Córdoba y muy seguramente participará en la próxima convocatoria. Para la elección el nuevo Contralor Departamental 2022 -2025-

Como ahí ven su palmarés, es sin duda alguna un buen funcionario público a carta cabal, responsable, serio, correcto, integro con conocimiento y experiencia en cuanto al Control Fiscal, no en vano  la Revista EXPECTAIVA en el 2010,  lo escogió entre sus Personajes Ejemples como el Mejor Funcionario de la Contraloría General de Córdoba.

 

Textos: ROBERTO CASTILLA ARROYO.

Foto Revista EXPECTATIVA.

 

 

 

 

Share

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *