Crónica callejera…. WAGNER NIÑO, uno de los vendedores estacionarios de Montería por más de 40 años, hoy deambula de un sitio para otro, reclama sus derechos…

MONTERIA CORDOBA-. El que no conozca a Wagner Niño, como uno de los más antaños vendedores de frutas en el sitio de la calle 31 carrera 2da, en una de las torres Garcés, más bien donde funciona el almacén Japón….diagonal a la Olímpica entre carreras 1na y 2….no ha pasado por este sectores y otra no ha llegado al centro de Montería.
Wagner, es un desplazado más, desde hace 50 años llegó a esta ciudad procedente de San Bernardo del Viento, en busca de sobre vivir de los flagelos de la maldita violencia, al no encontrar fuente de empleo, monta un plante en ese lugar vendiendo toda clase de frutas y desde hace 40 años ha mantenido a su familia en el populoso barrios de Mocarí sector Camilo Torres al norte de Montería.
Es un fiel hincha del Junior de Barranquilla, así como lo ven vistiendo los atuendos de este equipo, fuera de gustarle el fútbol, también le gusta los deportes de boxeo y béisbol, y como buen caribeño le fascina escuchar el ritmo de la salsa….ahí cuenta de compañía un radio para escuchar además de las noticias y su salsa…
Es amigo de todos, conoce y lo conocen miles y miles de personas, es saludable, cariñoso, amable….
Al ser abordado por periodistas de Revista EXPECTATIVA, sobre a que se debía que hoy no está anclado en su histórico puesto como vendedor de sus frutas, nos respondió: «Injusticia de los gobernantes de turno, mu a pesar que siempre los hemos apoyados en sus aspiraciones en sus aspiraciones en las diferentes corporaciones públicas, he recibido la inclemencia de mi vida en la que llevo 40 años trabajando en este sector, el alcalde saliente Marcos Daniel Pineda García, no hay que desconocerlo como el transformador de Montería, nos hizo un censo, diciendo que nos iba a reubicar como personas dignas, en este mismo sitio a mi en particular en una caseta metálica, igualmente se comprometió el entonces aspirante a la alcaldía Salin Ghisays, mi amigo personal, quizá como perdieron, ahora ni lo uno ni lo otro….me siento engañado y ofendido, aquí en la calle de un lugar para otro, aguantando sol, agua y polvo, la mercancía que logro comprar con el «gota a gota» la mayoría se me daña…y tengo que quedar bien a los cobra diario…».
¿Qué espera usted de la actual administración?
-No lo conozco bien, pero de el tengo buenas referencias, que me solucione mi situación»,

Textos: ROBERTO CASTILLA ARROYO.
: Revista EXPECTATIVA

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *